24 de Mayo, 2009

En memoria de mi gato.

Domingo, 24 de Mayo, 2009

En mi casa teníamos un gato, pero desgraciadamente se puso muy enfermo y, después de varios días en el veterinario, ya no se recuperó. Murió con una inyección para que no sufriera más. Tenía unos 6 años.

Tener este gato fue toda una sorpresa. Un buen día mi padre apareció con él cuando todavía era un cachorro. Se lo había regalado un amigo que tenía una gata que había parido una camada. Este es de esos regalos que para mí no tienen precio. No sé cómo serían los otros gatos de la camada, pero este gato era muy bonito.

Gato

Como se puede ver en la imagen, solía subirse a la barandilla del balcón. Aunque es algo normal en los gatos, nunca me dejaba de sorprender la facilidad y la tranquilidad con que lo hacía. Otro de su comportamiento habitual era abrir la puerta de la nevera y mirar si había algo para comer. Teníamos que vigilarlo :-D

Era muy casero y solía dormir bastante. También tenía sus momentos juguetones, que eran cuando corría de un lado a otro y saltaba subiéndose a los sillones, el sofá y la mesa del salón. Al jugar mordía y arañaba. Era una costumbre que le inculcó mi hermano mayor desde que era un cachorro.

Lo echaré de menos y todos los buenos momentos que me hacía pasar.