Noviembre, 2008

Si eres legal…

Viernes, 28 de Noviembre, 2008

No le hagas caso al Ministerio de Cultura, que más bien parece de incultura. Que me expliquen cómo en la página de la campaña “Si eres legal, eres legal” pueden decir esto:

Las redes p2p son seguras.
¡Falso! La seguridad es uno de los mayores problemas que plantean estas redes, ya que damos entrada a nuestro ordenador a todos aquellos que estén conectados a ella. Cualquiera puede circular libremente y acceder a nuestros datos: IP, tipo de descargas que estamos haciendo, número de teléfono y otra información de seguridad que figure en el ordenador.

¿Quieren que les tomemos en serio diciendo semejantes tonterías? Ojalá tuviera el ingenio de algunos humoristas y guionistas, que de esto se hacía un buen monólogo.

David Bravo da algunos consejos prácticos para que el Ministerio de Cultura aprenda definitivamente a hacer campañas contra la piratería.

Hay que exigirles a nuestros gobernantes que se informen bien e informen bien a los ciudadanos. Público le hizo una entrevista al ministro de Cultura en la que le preguntan si es partidario del software libre. Esta es la respuesta del ministro:

No tengo nada en contra de que quien quiera hacerlo, distribuya gratuitamente sus productos. Pero hay que tener en cuenta que el desarrollo de productos tanto de software como de contenido cultural implica costes  de creación, producción y distribución, por lo que, obviamente, quienes se dedican a ello tienen tanto derecho a ganarse la vida como los demás.

Parece que el ministro no se ha enterado de qué es el software libre y sólo piensa en él como software gratis.

El ministro de Cultura es defensor de la SGAE, apoya campañas y leyes en contra de los ciudadanos y dice que lo que pasa en internet es más grave que el llamado top manta. Con todo esto no querrá que simpaticemos con él.

Y mientras tanto los piratas secuestran petroleros.

Pornografía Infantil NO

Jueves, 20 de Noviembre, 2008

Cartel contra la pornografía infantil.

Este post es de apoyo a la Blogocampaña contra la pornografía infantil.

No sé cuáles pueden ser los resultados a nivel práctico de la campaña, pero no por ello voy a dejar de dar mi apoyo. Nunca estará de más. Al menos servirá para mostrar nuestra repulsa más absoluta contra la pornografía infantil. Que los pederastas se enteren de que tienen todo nuestro desprecio.

El otro Expofriki y el tráiler de Fanboys.

Sábado, 15 de Noviembre, 2008

Se me han puesto los dientes largos al enterarme de la noticia: ayer se inauguró en Madrid  “Star Wars. The Exhibition”. ¡Una exposición con 245 piezas originales utilizadas en las películas de Star Wars!

Habrá que ir planeando un viajecito a Madrid. Hay de plazo hasta el 15 de marzo de 2009.

¡Que la Fuerza nos acompañe para poder verla! :-P

Buscando información sobre la exposición, descubrí el tráiler de la película Fanboys. La película trata de unos fans de Star Wars (a.k.a. frikis) que quieren ver antes que nadie “La Amenaza Fantasma”. Para ello intentarán robar una copia del rancho de George Lucas.

No sé cómo será al final la película, pero creo que promete más que la de Dragon Ball. El tráiler me ha gustado, sobre todo la escena en la que escapan de la policía. Podéis verlo en la página de la película.

XIV Salón del Manga de Barcelona

Viernes, 14 de Noviembre, 2008

Cartel del XIV Salón del Manga de Barcelona

Después de la paliza de tren del año pasado, este año viajé sin dudarlo en avión. Será más caro, pero pasar de 36 horas de viaje en total a 3 horas no tiene precio. Tuve la suerte de que tanto a la ida como a la vuelta a mi lado hubo un asiento vacío. Así pude estirar las piernas sin problemas.

La diferencia entre el número de gente que fue el jueves y viernes con respecto al sábado fue enorme. Me dio la impresión de que fue mayor que el año pasado. Tanto el jueves como el viernes se podía caminar y visitar los stands tranquilamente. El sábado era un agobio con tanta gente.

En esta foto tomada el jueves, fijaos en el pasillo delante del stand de golosinas:

Pasillo en el Salón del Manga, el jueves.

El mismo pasillo el sábado:

Pasillo en el Salón del Manga, el jueves.

Este año volvía a haber un restaurante japonés y un puesto de daifuku. Comí takoyaki, yakitori y daifuku. Me gustó todo. El daifuku era muy rico. ¡Estaba buenísimo!

De las mesas redondas que había la que me pareció más interesante fue la titulada “¿Cómo se licencia un manga? El paso a paso de una licencia”. Miguel Ortega (Dolmen), Óscar Valiente (Norma Editorial), Felix Sabaté (Ediciones Glénat) y Emilio Gallego (agente de licencias) hablaron del proceso que se sigue para conseguir los derechos para publicar un manga en España, moderados por Julio Lleonart (OxigenStar.com). Con lo que contaron se resuelven muchas dudas que suelen tener los aficionados al manga.

De lo que se dijo y me acuerdo, destaco lo siguiente:

  • Las editoriales japonesas se lo toman con calma, llegando a tardar en algunos casos más de dos años en tomar la decisión de si dan la licencia o a quién se la dan.
  • Las negociaciones son complicadas. A veces no saben si una respuesta hay que tomarla como algo negativo o positivo.
  • Las editoriales japonesas no suelen dar explicaciones y puede que una editorial española no sepa el porqué de que se le haya concedido o denegado la licencia.
  • Algunas veces para lograr una licencia tienen que aceptar el publicar otros mangas de menos éxito.
  • Las editoriales japonesas revisan y dan el visto bueno o mandan cambiar lo que se va a publicar. Con las portadas y los títulos de crédito suelen ser bastantes quisquillosos.
  • Los japoneses suelen ser muy cuidadosos con los derechos de autor. Hay ocasiones en que no se puede copiar la portada japonesa, porque fue un encargo y la editorial japonesa no puede ceder los derechos.
  • Al contrario de lo que se pudiera pensar, los materiales de los mangas no suelen estar digitalizados. Esto aumenta el trabajo a realizar para publicar el manga en España.

En el Salón compré el manga Eagle para que me lo firmara su autor, Kaiji Kawaguchi.

Kaiji Kawaguchi
Kaiji Kawaguchi firmando un ejemplar de Eagle

Marc Bernabé hacía de intérprete y le decía cómo se escribían los nombres de las personas a las que les firmaba.

Kaiji Kawaguchi y Marc Bernabé

Esta es la firma de Kawaguchi:

Firma de Kaiji Kawaguchi